¿Reciclas en casa? (I). Gestión de residuos de construcción

Una de las principales líneas de trabajo de Germenstartup es el interés por la sostenibilidad, desde las nuevas tecnologías y métodos de eficiencia energética, vinculados en muchos casos a alternativas renovables, que permitan al usuario optimizar el consumo de recursos en sus actividades cotidianas en los espacios donde habita.

Dentro de esta perspectiva, en este caso vamos a poner el foco en el propio proceso constructivo de esos edificios: nuevas estrategias para reducir la energía necesaria para construirlos, y especialmente, aprovechar los residuos resultantes, un importante problema para la salud pública y el medio ambiente.

La actividad de construcción es una gran demandante de recursos y materiales, cuestión en principio muy problemática, pero que por otro lado la convierte en un sector con enorme potencial para la reabsorción de derivados de su propia acción, o procedentes de otros sectores.

El reciclaje de estos residuos permite, por un lado, reducir la demanda de recursos naturales no renovables, y a la vez, minimizar la cantidad de residuos que se destinan al vertedero sin aprovechamiento, obteniendo un doble beneficio.

En este sentido, desde 2002 el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), perteneciente al Ministerio de Fomento, actualiza periódicamente el “Catálogo de Residuos Utilizables en Construcción”, con el objetivo de contribuir al conocimiento de las utilidades de estos materiales desechados y favorecer su demanda.

El Plan de Gestión de Residuos Construcción-Demolición (RCD), aprobado en 2008, ha establecido un completo protocolo de gestión de los residuos producidos en obras de edificación, demolición, urbanización y reforma, con el objetivo de garantizar su adecuado tratamiento, bien para reciclar, reutilizar o eliminar.

Lara Almarcegui, The Rubble Mountain, Sint-Truiden, 2005.

Lara Almarcegui, The Rubble Mountain, Sint-Truiden, 2005.

La Lista Europea de Residuos (LER) establece una clasificación y codificación según su naturaleza, vinculada también a una aplicación posterior. Se enumeran a continuación los materiales más habituales:

– Escombros de hormigón, procedentes en su mayoría de demoliciones de obra civil.
– Escombros cerámicos, procedentes del derribo de edificaciones y materiales defectuosos de fábrica.
– Papel y cartón
– Piedra
– Arena, grava y áridos
– Madera
– Vidrio
– Plástico
– Metales

En este sentido, han surgido recientemente algunas propuestas y aplicaciones para automatizar y monitorizar esta gestión responsable de residuos de obra. Es el caso de WASTE 2.0, proyecto emprendido por un equipo de estudiantes del departamento de Construcciones Arquitectónicas de la Universidad Politécnica de Madrid para el desarrollo de una aplicación digital técnica que guíe y coordine las diferentes fases y agentes en el proceso de gestión de los residuos de obra.

En un próximo post analizaremos las cualidades y características de algunos nuevos materiales generados a partir de residuos y desechos reutilizados, así como ejemplos de su uso en nueva construcción.

Desde Germenstartup os animamos a profundizar en este tema, así como a comentarnos cualquier cuestión u opinión que pudiera surgir al respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s